Información

Explicación y referencias de la ilusión de la abducción de Braquio

Explicación y referencias de la ilusión de la abducción de Braquio


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Espejismo: Acostado en un piso duro y plano, mueva los brazos hacia arriba y hacia abajo (como cuando hace un ángel de nieve) mientras los mantiene tocando el piso. Mientras se repite un par de veces, el piso comienza a aparecer cóncavo, con la parte más profunda donde los brazos son perpendiculares al resto del cuerpo.

Preguntas: ¿Cuál es el origen de esta ilusión?

Mi conjetura: Creo que podría estar relacionado con que los brazos son más difíciles de extender hacia atrás cuando están perpendiculares al cuerpo que cuando están en otros ángulos.

Nota: El nombre de arriba es solo la forma en que me gusta llamarlo. Encontré esta ilusión cuando era un niño, pero estoy seguro de que otros también podrían haberlo notado.


Puede ser porque, cuando movemos nuestros hombros hacia nuestro cuerpo, también conocido como abducción (Fig. 1) le da una elevación a la parte central del cuerpo. cuando rotamos nuestros brazos más hacia arriba (Aducción), la elevación se perderá.

En otras palabras, cuando hacemos ángeles de nieve,

  1. Inicio Posición normal (manos cerca de los muslos) = Espalda y hombros en el suelo
  2. Posición media (manos en el medio) = espalda elevada y hombros apoyados en el suelo
  3. Posición final (manos hacia arriba) = Espalda y hombros en el suelo nuevamente.

Debido a este movimiento, parece que el suelo se vuelve cóncavo.

Fuente:

Términos anatómicos del movimiento

Articular la importancia de las articulaciones en anatomía


Ilusión gordita

los Ilusión gordita es una ilusión óptica o un error en la percepción visual en la que el contraste aparente de un objeto varía sustancialmente para la mayoría de los espectadores dependiendo de su contraste relativo con el campo en el que se muestra. [1] Estas ilusiones visuales son de particular interés para los investigadores porque pueden proporcionar información valiosa sobre el funcionamiento de los sistemas visuales humanos.

Un objeto de textura visual de bajo contraste rodeado por un campo de textura visual uniforme parece tener mayor contraste que cuando se presenta en un campo de textura de alto contraste. Esta ilusión fue observada por Charles Chubb y sus colegas y publicada en 1989. [2] Lotto y Purves publicaron una explicación empírica de la ilusión de Chubb en 2001. [1]


4 Comentarios Añade el tuyo

El tema de esta publicación de blog es muy interesante, ya que describe cómo nuestros sentidos dan forma a la forma en que vemos el mundo, sin embargo, ninguna persona ve el mundo en la misma perspectiva que otra persona. Todo se basa en nuestras experiencias previas con todos nuestros sentidos y emociones, que se alteran cuando vemos una ilusión. También me encantaron los ejemplos que se proporcionaron porque son identificables y cosas de las que definitivamente he hablado con mis amigos.

Realmente disfruté leyendo esta publicación, ya que ofreciste una descripción general muy completa de las ilusiones de diferentes sentidos. Los ejemplos que proporcionaste me hicieron sentir comprometido con este artículo y me permitieron tener una mejor concepción de lo que pueden ser las ilusiones. Estoy especialmente interesado en la parte en la que explicaste cómo la ilusión visual es causada por nuestros cerebros y la organización de "atajos" para ver las cosas.

Jorge, tu publicación sobre ilusiones sensoriales es realmente fascinante. Me gustó lo detallado que eres con las ilusiones creadas por diferentes sentidos y logré explicar bastante bien el concepto con imágenes e ilustraciones. Pensé que el ejemplo del vestido y la ilusión de Mueller-Lyer son muy inspiradores. Leí sobre la ilusión de Mueller-Lyer en psicología anteriormente, vinculándola con la parte de la biología y cómo eso crea una percepción errónea es muy refrescante. ¡Buen trabajo!

Es realmente fascinante pensar en ilusiones, y mucho menos encontrar el mecanismo detrás de ellas. A menudo tendemos a generalizar muchas cosas inexplicables como ilusiones cuando pueden tener mecanismos simples detrás. Las ilusiones se tratan realmente de muchos de los detalles que elegimos para no prestar atención en nuestras vidas. Como su ejemplo sobre la ilusión de la longitud de dos líneas con extremos diferentes, a menudo encontramos extrañas nuestras observaciones de la sesión cuando descuidamos el mecanismo simple que está teniendo lugar. Ya sean auditivas, visuales o táctiles, las ilusiones tienen que ver con cómo nuestros sentidos perciben y seleccionan la información para su posterior interpretación.


El Instituto de Investigación de la Creación

Todo el mundo tiene algunos hábitos poco saludables y la mejor manera de liberarse a largo plazo de ellos no es "quitarlos", sino "reemplazarlos" por algo mejor. La realidad de la libertad a través del reemplazo también es útil durante cualquier conversación sobre la evolución y el fracaso de rsquos para explicar el origen de la naturaleza y el diseño de rsquos, ya que, en algún momento, es probable que un evolucionista pregunte: & ldquoBueno, ¿propones algo mejor? & Rdquo

Los creacionistas, de hecho, tienen una explicación científicamente mejor para reemplazar la noción de que la naturaleza y el diseño de rsquos son toda una ilusión que se deriva de un proceso sin propósito en el que la evolución y los rsquos sustituyen a dios, el selector imaginario y natural, y rdquo 1 elige las mutaciones más aptas que surgen aleatoriamente en un organismo y rsquos. ADN. Una respuesta concisa podría ser: “Nuestra afirmación de que el diseño de la naturaleza es producido por un diseñador real, puede ser probado por observación y es matemáticamente cuantificable. Además, en comparación con el legado del pensamiento evolutivo, libera las mentes para buscar enfoques más racionales hacia la investigación científica. & Rdquo

Esa respuesta debería llamar la atención y mantener la discusión sobre la pregunta principal: "¿Cuál es la mejor explicación del diseño de la naturaleza?" Él tiene & ldquomade. & Rdquo Usó el lenguaje de la construcción del diseño, no la biología. Todos pueden ver la naturaleza y el diseño de rsquos y concluir que fue diseñado y mdash por una causa más grande que la naturaleza. Por lo tanto, Romanos detalla cómo la responsabilidad de todos para reconocer a Dios siempre se ha basado en la conexión muy clara de diseñador-diseñador (es decir, creado-creador), demostrada por todas las culturas humanas, y no en una comprensión biológica detallada.

Entonces, la pregunta biológica "¿cómo se adaptan los organismos a los entornos?" No es la raíz del problema, que se basa en una pregunta básica que corresponde a las actividades de resolución de problemas de los ingenieros inteligentes:

¿Son evidentes las características del diseño cuando programación innata de organismos activamente resuelve problemas (o aprovecha las oportunidades) que presentan los entornos?

Diseño real: una explicación científicamente superior

Comience diciendo que ha examinado cuidadosamente las dos explicaciones cara a cara. Encuentra que la explicación del diseño real es más persuasiva, ya que las actividades de los ingenieros reales, que no pueden ser duplicadas por procesos naturales, se reflejan en el mundo viviente. Luego, enumere cuatro verificables observaciones que reflejan un diseño real.

Posiblemente, la observación más clara de los organismos es que tienen múltiples partes intrincadamente dispuestas que encajan entre sí para un propósito. Muchas de estas piezas muestran una alineación adecuada, dimensiones y forma exactas, ajuste perfecto, equilibrio adecuado y piezas móviles con sincronización precisa. Estas complejo Los patrones son características del diseño que se ha observado que se originan solo en elementos diseñados inteligentemente y nunca por fuerzas naturales.

Un hecho sobre las secciones de ADN es que sus cuatro letras están dispuestas con precisión como un conjunto de planos y especificaciones que detallan los materiales y controles para reproducir un nuevo organismo. Dado que el ADN 1) selecciona 2) de antemano 3) atributos exactos 4) para un propósito, tiene las mismas características de inteligencia que cualquier especificación de ingeniería y rsquos. A lo largo de la experiencia humana registrada, los planes y especificaciones siempre son producto de la inteligencia. Además, todos los procesos naturales conocidos que eligen letras al azar una por una fuera del contexto de una inteligencia para guiar la selección, como afirman los evolucionistas, siempre dan como resultado disparates eso es totalmente inconsistente con la información contenida en el ADN.

Otra característica cierta del diseño se demuestra cuando los ingenieros prever aspectos de su proyecto que no se pueden construir por incrementos. Responden estableciendo condiciones para que toda la información y los materiales estén 1) disponibles, 2) localizados juntos, 3) en el momento adecuado, 4) capaces de funcionar juntos 5) para el propósito previsto. Solo se ha observado que agentes inteligentes establecen condiciones donde todos de las partes deben ser recolectadas y construidas juntas o ninguno de una función específica se obtiene. Las criaturas tienen muchos ejemplos de esto. todo o nada unidad, pero el mejor ejemplo es la reproducción. La evolución es un callejón sin salida sin capacidades reproductivas operativas. La previsión inteligente explica mejor por qué el número mínimo de partes necesarias para que un organismo se reproduzca es el organismo mismo.

Los matemáticos han cuantificado la probabilidad de que la información de las proteínas funcionales más básicas se desarrollen mediante procesos naturales como extremadamente pequeña. 2 Por lo tanto, no es exagerado afirmar que es matemáticamente imposible obtener mediante procesos naturales la información que se necesita para el origen de una bacteria viva que se reproduce. Superar probabilidades infinitesimalmente pequeñas en un solo límite al involucrarlas, como lo hacen los evolucionistas, con un número infinito de recursos generados por un número infinito de universos, cae fuera del ámbito de las explicaciones científicas aceptables.

Partes intrincadamente organizadas, información para especificaciones, unidad de todo o nada y las probabilidades increíblemente bajas de que estas cosas sucedan en los seres vivos por casualidad son verdadero observaciones. Su asociación con las acciones de diseñadores reales es visible. La ciencia se basa en la observación y las pruebas. El diseño real es la mejor explicación científica.

Una mejor explicación científica respalda un mejor enfoque de la ciencia. Dado que estas características apuntan tan claramente hacia el diseño real, los investigadores biológicos deberían abordar las investigaciones de la naturaleza como los ingenieros estudiarían un dispositivo electrónico desconocido. Deben esperar descubrir sistemas bien diseñados, coherentes e increíblemente complejos que funcionen con un propósito y una expectativa más que prohibida por las reglas que gobiernan la evolución y la prisión mental y mental. & Rdquo

Escapar de la prisión del pensamiento llamada & ldquoApparent Design & rdquo

Estar confinado en una celda diminuta es la deprimente realidad que hace que la prisión sea horrible. Pero incluso peor es cuando una mente está tan atada a la camisa de fuerza por la filosofía atea del naturalismo que cree ansiosamente explicaciones que son resistido por observaciones científicas. Afirmar que no se puede conocer el propósito de un ala de águila y rsquos y que el movimiento sincronizado de todas sus partes ajustadas con precisión es solo una "ilusión de diseño" es una percepción contraria a los estímulos externos reales. ¿Cuánto mejor podrían los científicos y mdashset liberarse para concluir el diseño cuando vean que el diseño y las mdas se acercan a la investigación cuando se liberan de los conceptos erróneos que surgen de un razonamiento inválido, pero firmemente sostenido, restringido por el naturalismo?

En primer lugar, los investigadores serían libres de seguir los datos dondequiera que los lleven, lo que les permite no dejar de cuestionar y descubrir nunca. Este estado mental supera con creces el pensamiento encadenado caracterizado por una declaración sincera de un profesor de la Universidad Estatal de Kansas:

Incluso si todos los datos apuntan a un diseñador inteligente, tal hipótesis se excluye de la ciencia porque no es naturalista. Por supuesto, el científico, como individuo, es libre de abrazar una realidad que trasciende el naturalismo. 3

En segundo lugar, se libera de la conclusión obligatoria que embota los sentidos de que los diseños intrincados son "sólo una ilusión", un mantra impuesto por pares indistinguible del adoctrinamiento forzado. Los investigadores no se sentirían presionados por autoridades evolutivas populares como Cambridge y Richard Dawkins, quien insiste en que "la biología es el estudio de cosas complicadas que tienen la apariencia de haber sido diseñadas con un propósito". 4 O por Francis Crick, un co-descubridor del ADN. , quien advirtió: "Los biólogos deben tener en cuenta constantemente que lo que ven no fue diseñado, sino que evolucionó". 5

En tercer lugar, liberaría a los investigadores de la asfixiante presuposición de que espera errores habituales en la naturaleza debido a millones de años de evolución caótica. Ellos escaparán de una mentalidad cegadora inclinada a etiquetar los hallazgos que no se definen fácilmente como & ldquojunk, & rdquo & ldquovestigial, & rdquo o & ldquobad design & rdquo. Reaccionar a las observaciones con conclusiones apresuradas mal informadas, como etiquetar el ADN que no codifica proteínas y el Apéndice A "Órgano de investigación" no es sólo una práctica científica deficiente, sino que este prejuicio tiende a la negligencia en la investigación. La Universidad de Stanford informó sobre una investigación inmunológica sobre células "asesinas cuonaturales" que "en gran parte han sido ignoradas por los inmunólogos y hellip [y] que algunos piensan que son un remanente arcaico del sistema inmunológico primitivo de los mamíferos". 6

Juntándolo todo

En una conversación sobre la mejor explicación para el origen de la naturaleza y el diseño de rsquos, primero exponga la debilidad de la afirmación de que el diseño es `` solo una ilusión ''. Cuente cómo los evolucionistas se basan en un proceso iterativo sin sentido para acumular errores genéticos y `` respaldados '' por fuerzas totalmente imaginarias desde su posición. -en dios, selección natural. La impotencia de este mecanismo siempre los obliga a sacar conclusiones que superan con creces lo que los datos sustentan. En consecuencia, recurren a escenarios "contraintuitivos" que son "inquietantes" para los no iniciados, "llenos de un número infinito de universos que se crean a sí mismos, en los que las máquinas biológicas microscópicas se ensamblan por sí mismas" mediante la "elección conjunta" y las líneas que salen de las estanterías y que conducen mágicamente a las criaturas. "Surgir" o "irrumpir en escena". Entonces, incluso si el evolucionista no pregunta "¿puedes ofrecer algo mejor?", hazlo de todos modos.

Los creacionistas pueden demostrar que la naturaleza y el diseño rsquos tienen características asociadas con las conocidas solamente derivar de diseñadores reales. El soporte se basa en real observaciones de seres vivos y partes intrincadamente dispuestas, planos y especificaciones reflejados en información de ADN y rsquos, y muchos ejemplos de unidad de todo o nada. Esta verdad libera a los investigadores para esperar que la naturaleza sea producto de un diseño racional y coherente, un camino que conducirá a una investigación que, una vez más, estará abierta a nuevos conocimientos sobre la naturaleza. En biología, descubrir propósitos es mejor que forzar el absurdo de que el propósito es incognoscible. El diseño real es la mejor explicación científica, y las mentes libres son mejores que las mentes encarceladas.

  1. Hanke, D. 2004. Teleología: La explicación que atormenta a la biología. En Explicaciones: Estilos de explicación en ciencia.. Cornwell, J., ed. Nueva York: Oxford University Press, 143-155.
  2. Ax, D. 2004. Estimación de la prevalencia de secuencias de proteínas que adoptan pliegues enzimáticos funcionales. Revista de Biología Molecular. 341 (5): 1295-1315.
  3. Todd, S. C. 1999. Una visión de Kansas sobre ese debate sobre la evolución. Naturaleza. 401 (6752): 423.
  4. Dawkins, R. 1986. El relojero ciego. Londres: WW Norton & amp Company, 1.
  5. Crick, F. 1988. What Mad Pursuit: una visión personal del descubrimiento científico. Londres: Sloan Foundation Science, 138.
  6. Weidenbach, K. Asesinos natos: un enigma inmunológico resuelto. Informe de Stanford. Comunicado de prensa de la Universidad de Stanford, 14 de enero de 1998.

* El Dr. Guliuzza es Representante Nacional de ICR & rsquos.

Citar este artículo: Guliuzza, R. 2011. Evaluating Real vs Aparent Design. Hechos y hechos de amp. 40 (1): 10-11.


El libre albedrío es una ilusión, dice el biólogo

Tres modelos diferentes explican el mecanismo causal del libre albedrío y el flujo de información entre la actividad neuronal inconsciente y el pensamiento consciente (GES = genes, medio ambiente, estocasticismo). En A, el modelo intuitivo, no hay un componente causal para la voluntad. La voluntad influye en el pensamiento consciente, que a su vez influye en la actividad neuronal inconsciente para dirigir la conducta. En B, se introduce un componente causal de la voluntad: actividad neuronal inconsciente y GES. Pero ahora perderá su "libertad". En C se prescinde del modelo que defiende Cashmore. El pensamiento consciente es simplemente un reflejo, más que una influencia, de la actividad neuronal inconsciente, que dirige el comportamiento. La flecha punteada 2 en C indica un papel subordinado del pensamiento consciente en la dirección de la conducta. Crédito: Anthony Cashmore.

(Phys.org) —Cuando el biólogo Anthony Cashmore afirma que el concepto de libre albedrío es una ilusión, no está abriendo nuevos caminos. Al menos desde los antiguos griegos, la gente se ha preguntado cómo los humanos parecen tener la capacidad de tomar sus propias decisiones personales de una manera que carece de cualquier componente causal que no sea su deseo de "querer" algo. Pero Cashmore, profesor de biología en la Universidad de Pensilvania, dice que muchos biólogos hoy en día todavía se aferran a la idea del libre albedrío y rechazan la idea de que somos simplemente máquinas conscientes, completamente controladas por una combinación de nuestra química y fuerzas ambientales externas.

En un estudio reciente, Cashmore ha argumentado que la creencia en el libre albedrío es similar a las creencias religiosas, ya que ninguna cumple con las leyes del mundo físico. Una de las premisas básicas de la biología y la bioquímica es que los sistemas biológicos no son más que una bolsa de productos químicos que obedecen a leyes químicas y físicas. Generalmente, no tenemos ningún problema con la noción de "bolsa de productos químicos" cuando se trata de bacterias, plantas y entidades similares. Entonces, ¿por qué es tan difícil decir lo mismo de los humanos u otras especies de "nivel superior", cuando todos estamos gobernados por las mismas leyes?

Como explica Cashmore, el cerebro humano actúa tanto a nivel consciente como inconsciente. Es nuestra conciencia la que nos hace conscientes de nuestras acciones, dándonos la sensación de que también las controlamos. Pero incluso sin esta conciencia, nuestros cerebros aún pueden inducir a nuestros cuerpos a actuar, y los estudios han indicado que la conciencia es algo que sigue a la actividad neuronal inconsciente. El hecho de que a menudo seamos conscientes de los múltiples caminos a seguir, no significa que podamos elegir uno de ellos en función de nuestro propio libre albedrío. Como preguntaron los antiguos griegos, ¿por qué mecanismo elegiríamos? El mundo físico está hecho de causas y efectos - "nada viene de la nada" - pero el libre albedrío, por su propia definición, no tiene causa física. El filósofo y poeta romano Lucrecio, en referencia a este problema del libre albedrío, señaló que los filósofos griegos concluyeron que los átomos "se desvían aleatoriamente", siendo la fuente probable de este movimiento los numerosos dioses griegos.

Hoy en día, a medida que los investigadores comprenden mejor los detalles moleculares que subyacen a la conciencia, algunas personas piensan que podemos descubrir un mecanismo molecular responsable del libre albedrío, pero Cashmore no lo cree así. Tal descubrimiento, dice, requeriría una nueva ley física que rompa las leyes causales de la naturaleza. Tal como está, el único "comodín" que permite cualquier espacio para maniobrar fuera de la genética y el entorno de uno es la incertidumbre inherente de las propiedades físicas de la materia, e incluso este elemento estocástico está más allá de nuestro control consciente. (Sin embargo, puede ayudar a explicar por qué los gemelos idénticos que crecen en el mismo entorno son individuos únicos).

En pocas palabras, el libre albedrío simplemente no encaja con el funcionamiento del mundo físico. Cashmore compara la creencia en el libre albedrío con una creencia anterior en el vitalismo: la creencia de que hay fuerzas que gobiernan el mundo biológico que son distintas de las que gobiernan el mundo físico. El vitalismo fue descartado hace más de 100 años, siendo reemplazado por evidencia de que los sistemas biológicos obedecen a las leyes de la química y la física, no a leyes biológicas especiales para los seres vivos.

"Me gustaría convencer a los biólogos de que creer en el libre albedrío no es más que una creencia continua en el vitalismo (o, como digo, una creencia en la magia)", dijo Cashmore. PhysOrg.com.

Todo parece bastante racional, entonces, ¿por qué nuestra falta de libre albedrío es tan difícil de aceptar para muchas personas? Cashmore explica que hay varias razones convincentes que las personas tienen para creer en el libre albedrío, y una de las más importantes es que tenemos una conciencia constante de tomar decisiones que parecen estar impulsadas por nuestra propia voluntad. Además, el libre albedrío es un concepto muy útil cuando se trata del sistema de justicia, nos responsabilizamos de nuestras acciones delictivas y, en consecuencia, somos elegibles para el castigo personal, que se considera necesario para proteger a la sociedad.

Sin embargo, Cashmore sostiene que existen explicaciones más profundas de por qué creemos que tenemos libre albedrío. Piensa que debe haber una base genética para la conciencia y la creencia asociada en el libre albedrío. La conciencia tiene una ventaja selectiva evolutiva: nos proporciona la ilusión de responsabilidad, que es beneficiosa para la sociedad, si no también para los individuos. En este sentido, la conciencia es nuestra "función de vista previa" que nos consuela haciéndonos pensar que tenemos el control de lo que haremos (o al menos podemos) hacer antes de tiempo. Como señala Cashmore, la ironía es que la existencia misma de estos "genes del libre albedrío" se basa en su capacidad para convencernos de que creamos en el libre albedrío y la responsabilidad. Sin embargo, en realidad, todas las decisiones de comportamiento no son más que un reflejo de nuestra historia genética y ambiental.

"Mientras que la impresión es que estamos tomando decisiones conscientes 'libres', la realidad es que la conciencia es simplemente un estado de conciencia que refleja las señales de entrada, y estas son una consecuencia inevitable de GES [genes, medio ambiente y estocasticismo]". Cashmore explicó.

"Pocos neurobiólogos discutirían con la noción de que la conciencia influye en el comportamiento actuando a través de la actividad neuronal inconsciente", dijo. "Más controvertida es la noción de que la conciencia juega un papel relativamente menor en el gobierno de nuestro comportamiento. La mente consciente es posiblemente más un mecanismo de siguiente actividad neuronal inconsciente de lo que es una de dirigente tal actividad. Encuentro interesante comparar esta línea de pensamiento con la de Freud, quien creó una controversia al sugerir que la mente inconsciente jugó un papel en nuestro comportamiento. La forma de pensar con respecto a estos asuntos ahora se ha movido hasta el punto de que algunos se preguntan qué papel desempeña la mente consciente, si es que desempeña alguno, en la dirección de la conducta. Es decir, Freud tenía razón en un grado mucho mayor de lo que pensaba ".

En resumen, el argumento de Cashmore es que el libre albedrío es una ilusión derivada de la conciencia, pero la conciencia tiene la ventaja evolutiva de conferir la ilusión de responsabilidad. Entonces, ¿de qué sirve dar a conocer el hecho de que no tenemos libre albedrío y dejar que todos se salgan del anzuelo de la responsabilidad individual? Cashmore dice que, a medida que los investigadores profundicen su comprensión de la base molecular del comportamiento humano, será cada vez más difícil considerar la falacia del libre albedrío.

No se puede responsabilizar

Quizás el impacto más obvio de este cambio de paradigma será en nuestro sistema judicial, en el que las nociones de libre albedrío y responsabilidad forman un componente integral. Actualmente, para ser declarado culpable, un criminal debe ser considerado responsable de sus acciones, de lo contrario, puede ser declarado inocente por razón de locura. Cashmore no está de acuerdo con estas reglas, y señala que la investigación psiquiátrica está llegando cada vez más a los tribunales y provocando debates que hacen perder el tiempo. (Por ejemplo, ¿el alcoholismo es una enfermedad? ¿Son los delitos sexuales una adicción?)

"¿Dónde está la lógica en debatir el nivel de responsabilidad de un individuo, cuando la realidad es que ninguno de nosotros es biológicamente responsable de nuestras acciones?" él dijo.

Cashmore propone un cambio, basado en "la eliminación del concepto ilógico de que los individuos tienen el control de su comportamiento de una manera que no es un reflejo de su estructura genética y su historia ambiental".

Dice que los psiquiatras y otros expertos en comportamiento humano no deberían participar en los procedimientos judiciales iniciales. El jurado simplemente debe determinar si un acusado es culpable de cometer un delito y no debe preocuparse por problemas mentales. Luego, si el acusado es declarado culpable, un panel de expertos designado por el tribunal asesorará sobre el castigo y el tratamiento más apropiados. Cashmore sostiene que, aunque las personas no son biológicamente responsables de sus acciones, para minimizar la actividad delictiva, las personas deben rendir cuentas y ser castigadas cuando sea necesario. Dicho castigo se racionaliza sobre la base de que servirá como incentivo (una influencia ambiental) para no participar en conductas delictivas.

"Aquí presento la práctica de 'Lo siento por esto, pero voy a tener que vencerte'", dijo Cashmore. "Este castigo está racionalizado en el sentido de que sirve como una lección para que las personas no infrinjan la ley. Por lo tanto, las personas serían responsables de sus acciones, aunque no sean 'biológicamente responsables' de tales acciones. Este castigo puede implicar multas o poner a personas en prisión. Dicho castigo no debería reflejar ningún sentido de retribución, y dado esto, personalmente no veo cómo se podría seguir imponiendo la pena de muerte; la supuesta efectividad de tal pena probablemente se ve superada con creces por su injusticia. la forma exacta en que se equilibre el presunto requisito de castigo y la falta de responsabilidad biológica sería ciertamente difícil y requeriría mucha discusión dentro del sistema legal y la sociedad en su conjunto ".

Dijo que actualmente se hace la adaptación del castigo de forma individual, al menos hasta cierto punto.

"¿Por qué es importante hacer un cambio? Porque cada vez más el sistema legal se ve obligado a confrontar la realidad de que el comportamiento de las personas se rige nada más que por su historia biológica: sus genes, su entorno y cierto grado de estocasticismo (si se desea, El sistema legal se ve cada vez más como una farsa, con abogados que gastan tiempo y dinero interminables debatiendo esta pregunta sin sentido de cuán responsables o no son sus clientes. ¿Por qué absurdos? Porque nadie es biológicamente responsable de sus acciones. Como dijo Francis Crick, "por mucho que sueñemos, la realidad llama implacablemente a la puerta". Y como resultado del progreso rápido y continuo de la neurociencia, la realidad de que el comportamiento individual está gobernado por la historia genética y ambiental de uno se está volviendo cada vez más evidente ".


Tu cerebro no puede manejar la luna

¿Qué es esta nueva teoría? Me preguntó el psicólogo cognitivo de la Universidad de Nueva York, retirado hace mucho tiempo, Lloyd Kaufman. Estábamos sentados detrás del escritorio de madera de su acogedora oficina en casa. Tenía una pila de todos sus papeles sobre la ilusión de la luna, recién impresos, esperándome en el futón adyacente. Pero no podría pensar en una mejor manera de comenzar nuestra discusión que hacer que él respondiera a la última tesis que afirmaba explicar lo que, durante miles de años, ha sido inexplicable: ¿Por qué la luna se ve más grande cuando está cerca del horizonte?

Se acercó más a su iMac, inclinó la cabeza y comenzó a leer el Revisión de tecnología del MIT artículo que había sacado. 1 Pensé que tendría unos momentos para apreciar, mientras leía, la vista de la ciudad de Nueva York fuera de la ventana del piso 28 de su apartamento en Floral Park, pero en medio minuto me dijo: "Bueno, claramente está mal . "

Ni siquiera era mi teoría, pero me sentí asombrado. Describía a dos investigadores, Joseph Antonides (estudiante) y Toshiro Kubota (científico de la computación), de la Universidad de Susquehanna en Pensilvania, que habían construido un modelo de percepción en el que el cielo estaba contiguo al horizonte, de modo que la luna estaba colocada, como estaba, frente al cielo, ocluyéndolo. 2 Dado que nuestra percepción de profundidad también coloca a la luna más lejos de nosotros que el horizonte, nos enfrentamos a un dilema perceptivo. Los científicos razonaron que la ampliación del horizonte lunar es producto de que el cerebro intenta resolver este dilema.

Está mal, me dijo, porque “puedes tener la ilusión si solo tienes un ojo. ¡Sencillo!"

Para ser más creativo, anímate

Sirvo una taza de café, afilo mi lápiz y me preparo para crear. He desempolvado un esbozo de novela a medio concebir que abandoné hace tres años, pero esta vez no estoy esperando a que intervenga mi musa. En lugar de eso, pegué. LEE MAS

La ilusión de la luna es una especie de figura de Rip Van Winkle en la historia de la ciencia. A diferencia de otros acertijos astronómicos, la ilusión de la luna, escribió Frances Egan, filósofa de la Universidad de Rutgers, "ha persistido a través de cambios masivos tanto en nuestra teoría física general como en nuestra concepción misma de la empresa científica". 3

La primera mención de la ilusión de la luna que conocemos fue impresa hace casi 3.000 años, en escritura cuneiforme sobre una tablilla de arcilla, cuando se encontraba en la biblioteca real de Nínive. 4 Más tarde, en el siglo II d.C., Ptolomeo argumentó que era el resultado de las propiedades de aumento de la humedad y la bruma de la atmósfera. "Es como la aparente ampliación de los objetos en el agua, que aumenta con la profundidad de la inmersión", escribió. 5 A causa de algo así como la autoridad divina, este relato físico o de "refracción" del problema no fue cuestionado durante más o menos 1,000 años, una verdadera lástima ya que él también tenía una alternativa. fisiológico cuenta que fue ignorada en gran medida hasta la época de Newton. 6

No puedo engañar a la cámara: Una secuencia de lapso de tiempo de la puesta de la luna * detrás del puente Golden Gate de San Francisco. La cámara no se deja engañar por la ilusión de la luna y representa con precisión un tamaño de luna constante. Flickr / David Yu

Hoy en día, esta explicación fisiológica se conoce como la hipótesis del "ángulo de mirada", por el ángulo que forman nuestros ojos (o cabeza) con respecto al horizonte. Cuanto más se inclinan los ojos hacia arriba, se piensa, más pequeño se ve algo, debido a la fisiología de nuestro sistema visual. El ángulo de mirada permaneció inactivo durante cientos de años después de Ptolomeo, hasta que el filósofo irlandés George Berkeley lo revivió, en 1709, como parte de un debate con la entonces nueva óptica geométrica de filósofos como René Descartes y Nicolas Malebranche.

Tomaron la ilusión de la luna para respaldar su afirmación de que la visión es inherentemente tridimensional y que podemos calcular el tamaño y la distancia utilizando solo la visión. En su "Ensayo hacia una nueva teoría de la visión", Berkeley se opuso a este punto de vista, señalando que la ilusión de la luna podría explicarse utilizando la hipótesis del ángulo de mirada y afirmando que no hay nada inherentemente tridimensional en lo que vemos. que, en cambio, aprendemos qué tan lejos y qué tan grandes son las cosas moviéndonos por el mundo, de forma práctica, por así decirlo. Descartes, sin embargo, no aceptó el rechazo desde el ángulo de la mirada de la ilusión de la luna. En cambio, se aferró a la hipótesis de la "distancia aparente", según la cual el horizonte de la luna parecía más grande porque juzgamos que estaba más lejos.

"Es el desafío de resolver un problema que Galileo y Newton no pudieron manejar".

Ninguna de las dos hipótesis fue generalmente aceptada hasta la década de 1940, cuando el ángulo de la mirada triunfó brevemente gracias al trabajo del psicólogo de Harvard Edwin G. Boring. That was before Kaufman arrived on the scene in 1956, in search of a thesis topic for his masters in psychology. When I asked Kaufman why, out of all the unsolved mysteries in science, he chose to dedicate his attentions to this one, he offered his reason as if it ought to have been obvious. “It’s the challenge of solving a problem the likes of Galileo and Newton couldn’t handle.”

In their 1962 paper, Kaufman and his colleague Irvin Rock attacked angle-of-regard. They pointed out, in a section ominously titled “Grounds for Caution,” that if you looked at the horizon moon with your chin tucked in and your eyes elevated, the moon illusion persisted—regardless. They also criticized Boring’s experimental methodology and his evaluation of Descartes’ apparent distance hypothesis.

In pursuit of a new explanation, Kaufman and Rock performed a set of experiments using a device that could place a disk of light in the sky so that it was “exactly like looking through a window at the moon.” 7 They considered eye-elevation both outdoors and indoors, the moon’s color and brightness, and the presence of terrain. The first two had no effect, but the third was crucial: They concluded that if an observer’s view of the terrain is obstructed, the illusion vanishes.

This observation supported the apparent distance hypothesis: The presence of terrain increased the subjective sense of distance to the moon, so that while it was actually the same size, the perceptual system would “conclude” that it was a more distant object and thus inflate its size. Boring had rejected the apparent distance hypothesis because people reported that the horizon moon looks closer, not farther away. As the behavioral physiologist J.T. Enright points out, this size-distance paradox seemed to require some kind of disconnect between our conscious and subconscious perception of distance: We expand the moon to be larger given that it seems farther away, but then report that it seems closer. “The subconscious impression of distance, once it has determined apparent size, must remain irretrievably locked in the subconscious,” he wrote. “These seem to be unresolvable paradoxes.”

But Kaufman’s data clearly pointed to the importance of terrain, as did other experiments. 8 Kaufman even called the astronaut Ed Lu when he was overhead in the International Space Station to ask him if he saw the moon illusion up in space: He said no. “There’s nothing there but the curvature of the Earth,” Kaufman told me. “You got no distance.” Plus, he told me, he’s asked test pilots (“these guys have eyes like eagles”) if they see the moon illusion. They told him “sure, but only when we get down low.”

In a 2007 paper, Kaufman confronted the “size-distance paradox” head-on. 9 The traditional description of the paradox involves three consecutive acts of perception: First, we perceive the moon to be farther away because of terrain, then we perceive it to be larger because it is farther away, and then we perceive it to be closer because it is larger. But, Kaufman says, “perceptions do not cause perceptions.” One or more of the steps in this causal chain might involve a conscious judgment rather than a subconscious perception, or might result from a complex simultaneous network of connections and inferences of which we are unaware. We need to remember, says Kaufman, that “perceptions are outcomes of computational processes far more numerous and complicated than the perceptions themselves.” Judgment and perception might be correlated with each other, but they do not cause one another.

Clearly spelling out the error is hard, he told me, because “it’s not intuitive.” He said, “When I try to make it explicit, I run into a lot of difficulty, and that’s why I’m hung up on this last paper I’m doing.” Precisely explaining the mechanics of our vision is a problem Kaufman shares with some august company: It was Kepler who wrote four centuries earlier that, “perception does not belong to optics but to the study of the wonderful.” 10

Brian Gallagher is an editorial intern at Nautilus. He has written for Micrófono y el Santa Barbara Independent. @brianscottg

1. Moon illusion: New theory reignites debate over why moon appears larger near the horizon. Revisión de tecnología del MIT http://www.technologyreview.com (2013).

2. Antonides, J. & Kubota, T. Binocular disparity as an explanation for the moon illusion. Preprint arXiv 1301.2715 (2013).

3. Egan, F. The moon illusion. Philosophy of Science 65, 604-623 (1998).

4. Plug, C. & Ross, H.E. Historical review. In Hershenson, M. (ed.) The Moon Illusion Psychology Press, New York, NY (1989).

5. Ross, H.E. & Ross, G.M. Did Ptolemy understand the moon illusion? Percepción 5, 377-385 (1976).

6. Enright, J.T. The moon illusion examined from a new point of view. Proceedings of the American Philosophical Society 119, 87-107 (1975).

7. Osmundsen, J.A. Modern psychology upholds Ptolemy on moon illusion Ptolemy upheld on explantion of why horizon moon is ‘larger.’ Los New York Times (1960).

8. Hamilton, J.E. Effect of observer elevation on the moon illusion. American Journal of Optometry and Archives of American Academy of Optometry 42, 417-431 (1965).

9. Kaufman, L. et al. Perceptual distance and the moon illusion. Spatial Vision 20, 155-175 (2007).

10. Fishman, R.S. Kepler’s discovery of the retinal image. Archives of Ophthalmology 89, 59-61 (1973).

*As originally published, this caption stated that the moon was rising. It is, in fact, setting.


Turning the tables illusion

An astonishingly powerful though little-known perspective illusion in which a pair of identical parallelograms representing the tops of two tables appear radically different (see illustration). The illusion was first presented by the US psychologist Roger N(ewland) Shepard (born 1929) in his book Mind Sights: Original Visual Illusions, Ambiguities, and Other Anomalies (1990, p. 48). Shepard commented that ‘any knowledge or understanding of the illusion we may gain at the intellectual level remains virtually powerless to diminish the magnitude of the illusion’ (p. 128). The illusion arises from our inability to avoid making three-dimensional interpretations of the drawings, according to which the identical parallelograms would represent very different shapes because of perspective foreshortening, and it is based on his less powerful parallelogram illusion, published in an edited book entitled Perceptual Organization (1981, pp. 297–9). También llamado tabletop illusion. Compare Ames room, corridor illusion, Müller-Lyer illusion, Ponzo illusion.

Turning the tables illusion. Almost unbelievably, the tabletop on the left is identical in shape and size to the one on the right, as can be confirmed by tracing either of the white parallelograms and placing the tracing over the other.


MÉTODOS

Animation Topics

Four complex cell biology topics that many of my students struggle with are translation, replication, electron transport of cellular respiration, and the light reactions of photosynthesis. A group of freshman and sophomore students from The Citadel Military College participated in a study to learn these four topics by studying both traditional written lessons (with still figures) and animation lessons that I created. After studying the topics, they answered the short anonymous survey described below. The college's online Learning Management System (LMS), Blackboard Learn, was used to administer the lessons and to collect anonymous survey data. I should note that The Citadel's student body is predominantly male, with only 7% of students being female. Students were awarded extra credit points as an incentive to participate.

Development of Lessons

Animations: I created all the animations/movie lessons first as narrated Microsoft PowerPoint Shows (Howell & Howell, 2002) and then produced them as MP4 files with Camtasia Studio 4.0 software. Files were stored on a media server hosted at The Citadel, and the links below were provided to students through the LMS.

I first determined which aspects of each topic I wanted to illustrate with my animation, and then I created a simple hand-drawn storyboard to use as a template for my PowerPoint animation (Mou et al., 2013). Then, using PowerPoint, I created simple images to symbolize the various cellular components from the storyboard. PowerPoint drawing tools allow the user to create simple uniform images in various shapes, sizes, and colors that may be used to represent complex molecules for the animation. Simply select the shape you want from the “Drawing” palate on the Home tab of PowerPoint then click and drag the mouse on the slide to create an image of that shape. You can then change the image in various ways: its color can be changed by first selecting the image and then using the “Shape Fill” color option on the Drawing palate its size can be changed by selecting the image and then dragging the corner marker in or out to create the size you prefer its position on the slide can be changed by clicking in the center of the image and dragging it to the desired location. More complex images can be created by arranging separate small shapes around one another and then grouping them into a single figure the “Group Objects” option is available under the “Arrange” drop-down menu on the Drawing palate. Another PowerPoint Drawing tool that I find useful is the “Alignment” tool found under the “Arrange” drop-down menu simply select several images that you wish to align (selecting multiple images requires you to hold the Ctrl key while clicking on each one), then choose the type of alignment you need from the drop-down menu PowerPoint can line up your images in various ways, making your figure look more professional.

Once you have created the first slide with the basic images in place, creating animations in PowerPoint is easy. By copying and pasting the contents of one slide onto the next one, and then changing small details on each subsequent slide, you can create an illusion that the objects move and change. When you advance from one slide to the next in the “Slide Show” mode, your cartoon will operate much like the flip books used by Walt Disney and other early animators. Alternatively, you can use a more advanced feature of PowerPoint to animate an object on a single slide by first selecting the object and then using the options under the “Animation” tab to program the object to move in various ways. When you play the “Slide Show,” the objects will move as you have designated. PowerPoint is a powerful program, and to learn more of its many capabilities, simply review Microsoft's free online PowerPoint help resources (available by selecting the question-mark icon in the upper right corner of any PowerPoint window).

Once your slideshow runs properly, you can use a microphone to add narration, and you can set up the timing for each slide transition using the “Record Slide Show” option under the “Slide Show” tab. Another option is to simply narrate it yourself each time you show it in the classroom. You may prefer to keep your animation in the PowerPoint file format, but you can also take it a step further and produce it in various other formats using Camtasia Studio, which is more useful for online posting.

Camtasia Studio Software, like PowerPoint, is user-friendly and can be used to record the PowerPoint presentation while you play it as a “Slide Show.” Camtasia can be used to narrate your animation, and some prefer this over PowerPoint's narration tool. Many universities provide access to Camtasia Studio software in multimedia labs, but if that option is not available, you can purchase your own license for under $200 be sure to request the price for educators. The software can operate as an add-in to PowerPoint, and its toolbar will appear under the “Add-Ins” tab of PowerPoint after you install it on your computer. Simply choose the recording options you want and then click the Record button to record your PowerPoint animation with Camtasia Studio. The Camtasia toolbar is fairly self-explanatory, and online help is available by clicking the question-mark icon on the toolbar. The Camtasia-recorded show can then be edited and produced in various movie formats. I chose the format that is supported by my institution's media server, and then I requested assistance from the media manager, who helped me upload my animations to the server and provided me with the links for my students to use for access.

Readers of this manuscript should be able to view and use the animations described in this study by selecting the links below:

Written Lessons: I developed written lessons to teach each of the same four topics above so that students could study them online before taking the anonymous survey. All written lessons were created using text that was comparable to the narration in the animations and using illustrations that were individual frames captured from the animations. The four written lessons are provided in the supplement: http://www.citadel.edu/root/images/Biology/zanin.supplement.written.lessons.pdf.

Anonymous Post-lesson Survey

All subjects were asked to respond to the following three survey questions after they completed the study:

Did you prefer learning from written lessons or from movies [animations]? Explicar.

Did you feel you learned faster from written lessons or from movies [animations]? Explicar.

Do you have any other comments about this study?


RESULTADOS

All participants were able to follow the instructions and maintain their attention during the whole experimental session. Touch-evoked potentials (all trials of one hand side combined, irrespective of condition) displayed a positive-going wave peaking at around 50 msec, with its maximum over the posterior contralateral part of the scalp, along with a negative-going wave with its maximum over the frontocentral part at the same time (scalp topography and average scalp maps are shown in Figure 2). Subsequent analysis was performed separately for each side and condition. For the CONGRUENT condition, only trials with the illusion reported as present were included. For INCONGRUENT, only trials where the illusion was absent were considered.

Scalp distribution of touch-evoked potentials. All trials of one hand were averaged, irrespective of the stimulation condition. Top: Scalp topography for right (A) and left (C) hand stimulation. A time window of −200 to +300 msec is shown. Bottom: Average scalp maps at 50 msec poststimulus for right (B) and left (D) hand stimulation. For all panels: left is left side of the head.

Scalp distribution of touch-evoked potentials. All trials of one hand were averaged, irrespective of the stimulation condition. Top: Scalp topography for right (A) and left (C) hand stimulation. A time window of −200 to +300 msec is shown. Bottom: Average scalp maps at 50 msec poststimulus for right (B) and left (D) hand stimulation. For all panels: left is left side of the head.

Sensor Level Analysis

For right-hand stimulation, sensor level analysis of differences among the stimulation conditions revealed significant clusters near electrode F3 at 56 msec (pag = .006) and electrode P2 at 54 msec (pag = .015 see Figure 3A). Inspection of the F3 sensor data pointed to a decreased amplitude at the frontal negative peak around 50 msec in the CONGRUENT condition as compared with REAL and INCONGRUENT. At sensor P2, a larger parietal positive peak emerged around 50 msec in the INCONGRUENT condition as compared with CONGRUENT and REAL (see Figure 3A).

Results of the sensor level analysis expressed as the statistical parametric maps of the F statistic testing for significant differences among the three conditions in sensor space. (A) Right-hand stimulation. Significant clusters (after FWE correction) indicating differences between the stimulation conditions were found near to electrodes F3 and P2 (top part of figure). Sensor data at F3 and P2 (bottom part of figure). (B) Left-hand stimulation. Clusters (pag < .001 uncorrected) indicating differences between the stimulation conditions were found next to electrodes F6 and Pz (top part of figure). Sensor data at F6 and Pz (bottom part of figure). CONGRUENT: blue line REAL: green line INCONGRUENT: red line.

Results of the sensor level analysis expressed as the statistical parametric maps of the F statistic testing for significant differences among the three conditions in sensor space. (A) Right-hand stimulation. Significant clusters (after FWE correction) indicating differences between the stimulation conditions were found near to electrodes F3 and P2 (top part of figure). Sensor data at F3 and P2 (bottom part of figure). (B) Left-hand stimulation. Clusters (pag < .001 uncorrected) indicating differences between the stimulation conditions were found next to electrodes F6 and Pz (top part of figure). Sensor data at F6 and Pz (bottom part of figure). CONGRUENT: blue line REAL: green line INCONGRUENT: red line.

For left-hand stimulation, no significant clusters survived FWE correction. However, we performed an exploratory analysis, setting the significance level at pag = .001 (uncorrected). There was a very similar contralateral pattern, appearing slightly later than with right-hand stimulation, with clusters near electrode F6 at 66 msec and next to electrode Pz at 76 msec (see Figure 3B). Again, inspection of the F6 sensor data at the frontal negative peak around 50 msec pointed to decreased amplitude in the CONGRUENT condition as compared with the others. At sensor Pz, the parietal positive peak around 50 msec appeared to be larger in the INCONGRUENT condition as compared with CONGRUENT and REAL (see Figure 3B).

Source Analysis

For right-hand stimulation, post hoc contrasts on the source level response estimates showed significantly smaller amplitudes for CONGRUENT as compared with INCONGRUENT and REAL at the contralateral pre- and postcentral gyri, superior and inferior parietal lobule (pag & lt .05). Moreover, for the INCONGRUENT condition, source amplitudes were larger at a scalp region overlying the contralateral postcentral gyrus and inferior parietal lobule as compared with the other conditions (see Figure 4A and Table 1).

Statistical parametric maps of the key statistics testing for (signed) significant differences between conditions in source space: Post hoc results on the source level for (A) right-hand stimulation and (B) left-hand stimulation. t Values for areas with significantly (pag < .05, FWE-corrected) lower activation in the CONGRUENT condition (top part of figure) or higher activation in the INCONGRUENT condition (bottom part of figure) as compared with the respective other conditions are color-coded.

Statistical parametric maps of the key statistics testing for (signed) significant differences between conditions in source space: Post hoc results on the source level for (A) right-hand stimulation and (B) left-hand stimulation. t Values for areas with significantly (pag < .05, FWE-corrected) lower activation in the CONGRUENT condition (top part of figure) or higher activation in the INCONGRUENT condition (bottom part of figure) as compared with the respective other conditions are color-coded.

Post hoc Results on the Source Level

Contrast . Anatomical Region . MNI Coordinates .
X . y . z .
Right Hand
CONGRUENT < REAL, INCONGRUENT L postcentral gyrus −32 −37 51
L precentral gyrus −22 −29 55
L inferior parietal lobule −37 −43 41
L superior parietal lobule −36 −64 55
L precentral gyrus −27 −17 55
INCONGRUENT > CONGRUENT, REAL L inferior parietal lobule −35 −39 41
L postcentral gyrus −30 −38 52
Left Hand
CONGRUENT < REAL, INCONGRUENT R postcentral gyrus 42 −35 58
R postcentral gyrus 39 −27 55
INCONGRUENT > CONGRUENT, REAL R postcentral gyrus 42 −35 58
R postcentral gyrus 39 −26 53
R postcentral gyrus 26 −30 59
R paracentral lobule 11 −33 73
Contrast . Anatomical Region . MNI Coordinates .
X . y . z .
Right Hand
CONGRUENT < REAL, INCONGRUENT L postcentral gyrus −32 −37 51
L precentral gyrus −22 −29 55
L inferior parietal lobule −37 −43 41
L superior parietal lobule −36 −64 55
L precentral gyrus −27 −17 55
INCONGRUENT > CONGRUENT, REAL L inferior parietal lobule −35 −39 41
L postcentral gyrus −30 −38 52
Left Hand
CONGRUENT < REAL, INCONGRUENT R postcentral gyrus 42 −35 58
R postcentral gyrus 39 −27 55
INCONGRUENT > CONGRUENT, REAL R postcentral gyrus 42 −35 58
R postcentral gyrus 39 −26 53
R postcentral gyrus 26 −30 59
R paracentral lobule 11 −33 73

For left-hand stimulation, post hoc analysis revealed significantly lower amplitudes for CONGRUENT as compared with INCONGRUENT and REAL at a region overlying the contralateral postcentral gyrus only and higher amplitudes for INCONGRUENT as compared with the other conditions at contralateral postcentral gyrus and paracentral lobule (see Figure 4B and Table 1).


Aesthetic Illusion as a Connection of Cognitive Neural Basis, Art Appreciation and Modern Ideology

Illusion is a significant concept in philosophy, art history, literary theory and aesthetics. It has a concrete scientific basis in the perspective of modern cognitive neuroscience. Historically, it has been critically discussed by many philosophers, including Plato, Bacon, Descartes, Kant, and Nietzsche, who considered it to be a distortion of reality. Yet illusion is connected with so many basic aesthetic issues -- such as ambiguity, imagination, and imagery -- that it remains an indispensable concept in modern aesthetics. In the different art media communication of creators with appreciators involves illusory imagery. Its importance is emphasized by Ernst Gombrich in his Art and Illusion, one of the most influential art history texts in the English-speaking world. The concept of illusion becomes the crossing point of classical philosophy and contemporary aesthetics. In this article, the philosophical, psychological and aesthetic bases of illusion will be introduced. In different fields, illusion has different content, but depends on the same psychological mechanisms. The neural mechanisms that underpin aesthetic illusion in contemporary artistic production also function in the modern ideology described by Adorno, Eagleton, and Williams. Not all aesthetic illusions have positive functions, which sometimes leads to distorted cognition and emotional complexity. When it deviates too far from reality, aesthetic illusion contains particular cognitive emotional qualities that conflict with artistic imagery in classical arts. As a bearer of modern aesthetic emotion, it is also shaped by special economic and political situations and always has a kind of ideological character. Thus aesthetic illusion often promotes new configurations of aesthetics and art history.

Esta es una vista previa del contenido de la suscripción, acceda a través de su institución.


Ver el vídeo: Abduccion (Diciembre 2022).